Martes, 21 de Mayo de 2019

Opinión

Descentralización municipal

Jorge Navarrete Bustamante

Académico U. de Talca

Constataciones empíricas apuntan que la descentralización y el crecimiento tienen una correspondencia positiva. Pese a que la descentralización del gasto no está necesariamente liada al crecimiento, los últimos estudios verifican que la descentralización de los ingresos tributarios aporta al crecimiento. Una crecida de 10 puntos porcentuales de los ingresos fiscales sub-nacionales se vincula con un 2% de incremento en el PIB per cápita a largo plazo. La descentralización de los impuestos parece entonces fomentar el desarrollo de una economía sub-nacional y base fiscal.
Asimismo, revelan que una equilibrada descentralización es contribuyente con el crecimiento. Cierto, varias funciones están descentralizadas en un grado similar, están mejor preparados para coordinar políticas, aprovechar economías de escala y coordinar ámbitos de acción entre diferentes funciones.
Leía el otro día un estudio de la OECD para Chile donde se plantean recomendaciones claves para diseñar e implementar la agenda de descentralización municipal, destacando las siguientes:
• Adoptar una “perspectiva abierta” de descentralización vinculando tres dimensiones interdependientes y complementarias de descentralización (política, administrativa y fiscal).
• Diseñar un plan de acción debe prepararse y discutirse en un “Comité Permanente de Descentralización”, involucrando a ministros claves, gobiernos sub-nacionales, asociaciones y actores claves (asociaciones gremiales y ciudadanos, etc.) bajo la coordinación de la SUBDERE.
• Preparar un plan de implementación que identifique los pasos necesarios para una ejecución exitosa de la reforma, e incluya todos los objetivos que deben ser monitoreados en permanencia para avanzar en el plan de acción. Esto debería ser responsabilidad del Comité de Descentralización.
• Vincular las agendas de descentralización municipal y regional. La Agenda Municipal de Descentralización debe ser parte de la reforma de gobernanza multinivel, incluyendo una reforma a nivel central. La agenda municipal no debería estar limitada a la modernización municipal, sino que debería apuntar a la creación de verdaderos “gobiernos locales”.
• Implicar a las asociaciones municipales de representación política a niveles nacionales y regionales como socios en el proceso a través de participación y mecanismos de consultas.
En nuestra región, a lo menos, se está trabajando estratégicamente las “Cartas de Navegación” en que se coordinan Planes Comunales de Desarrollo Competitivo con el Plan Regional de Desarrollo Competitivo 2025. Ello no es menor, aunque es necesario complementar ello con descentralización políticas, administrativa y fiscal. Y si a ello se le incorpora el voto programático, sería un giro importantísimo en la gobernanza para el bienestar social.

Volver a opinión