Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Opinión

En defensa de la enseñanza de la historia

Enrique Muñoz Reyes

Académico Universidad Católica del Maule Presidente Sociedad Chilena de Historia y Geografía-filial Curicó

En relación con la resolución del Consejo Nacional de Educación(CNED) de dejar como optativa la enseñanza de la Historia para el tercer y cuarto año de educación media, como Sociedad Chilena de Historia y Geografía- filial Curicó, consideramos necesario plantear nuestra posición al respecto.

 

Enseñar y estudiar historia permite conocer, analizar y comprender procesos, cada uno de cuales implican diversas causas o antecedentes. Junto a esto, en el desarrollo de cada proceso se puede identificar una estructura con sus coyunturas, características y efectos. Es preciso señalar que existen procesos económicos, sociales, culturales y políticos, que evidencian la complejidad y riqueza de la vida humana a través del tiempo y del espacio.


La historia es maestra de vida. Si se estudia historia se pueden extraer lecciones del pasado para evitar repetir errores en el presente. En este sentido la enseñanza de la historia es imprescindible para formar ciudadanos conscientes, responsables, críticos, creativos y participativos orientados a construir y vivir en una sociedad más justa y más democrática.


La enseñanza de la historia permite desarrollar el sentido de identidad y pertenencia a una familia, a un barrio, a un pueblo, a una ciudad y a un territorio. Por tanto, esto favorece que las personas se sientan partes de una comunidad.


La enseñanza de la historia favorece que las personas establezcan analíticamente relaciones entre el pasado y el presente, para así comprender la sociedad en la que viven con sus estructuras políticas, económicas, sociales y culturales. Esto posibilita que tomen decisiones fundadas y realicen acciones orientadas al bien común con criterios de justicia social.


Por estas razones y otras más, hacemos un llamado a las autoridades de educación en Chile para revertir la resolución de dejar como optativa la enseñanza de la historia en tercer y cuarto año de Educación Media.

 

Volver a opinión